USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, por motivos funcionales y para facilitar su interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

VectorKill

Llámenos ahora: 91.018.33.78

Aves

Vector Kill

Vector Kill es una empresa especializada en el control de plagas y tratamiento de torres de refrigeración en prevención de la legionella.

Paloma (Columbidae)

Fuente: Wikipedia. Copyleft | Autor: Alan D. Wilson

Paloma (Columbidae) | Fuente: Wikipedia. Copyleft | Autor: Alan D. Wilson

Son aves dotadas de gran inteligencia (si se las compara con otras aves), y monógamas; esta característica les permite un gran cuidado de sus crías e, incluso, quizás una relación afectiva (etológica) importante entre progenitores y descendencia. La monogamia entre las palomas, por otra parte, parece facilitar en gran medida una alta tasa reproductiva (pese a que también, como otros animales silvestres, las palomas sufren de una gran mortandad “infantil”). Las crías de palomas, al poco tiempo de estar listas para autosustentarse y lo suficientemente desarrolladas como para volar, son expulsadas del territorio en que anida la pareja progenitora, ya que la misma generalmente vuelve a procrear en poco tiempo otros dos pichones a los que la pareja de padre y madre dedica gran dedicación y cuidado (la madre suele quedarse gran parte de su tiempo en el sencillo nido empollando los huevos y luego cuidando a los pichones mientras el padre o palomo busca alimentos para nutrir a la familia).

Los nidos, normalmente débiles, están elaborados con pequeñas ramas, y los huevos, habitualmente dos, son incubados por ambos sexos. Naturalmente las palomas se alimentan de semillas y frutos. Ambos sexos alimentan a sus crías con una secreción muy nutritiva denominada leche del buche, que se segrega por células especiales.

Aparte de tener un gran sentido de la orientación, la paloma es una de las aves que más rápido vuela: alcanza los 56 km/h. También caracteriza a las palomas su agudísimo sentido de la vista: la Guardia Costera de los Estados Unidos suele equipar a sus helicópteros de rescate con un par de palomas ubicadas en una pequeña cabina con ventanales hacia la parte inferior delantera del vehículo, ya que las palomas pueden ver, mucho antes que el ser humano, la cabeza flotante de un náufrago en alta mar, advirtiéndolo con sus rumoreos y picotazos. Esto es prácticamente imposible de realizar por los ojos humanos y sus dispositivos (o gadgets), aún en pleno día despejado.

Las palomas jóvenes se denominan pichones, y las personas que crían palomas se denominan colombófilos.

Aunque son tan pacíficas que alegorizan a la paz, debido a la presión de las circunstancias (por ejemplo la pérdida de fuentes de alimento o lugares para anidar, problemas que suelen ser ocasionados por los humanos), el estrés puede provocarles violencia intraespecífica, en la cual pueden matarse entre ellas y matar a los pichones de otras parejas de congéneres para intentar subsistir.

Tratamientos:

  • Pinchos para palomas
  • Alambres
  • Mallas
  • Gel pegajoso
  • Cintas reflectantes
  • Globos
  • Repelentes químicos
  • Señuelos
  • Sistema láser
  • Cetrería
  • Luz estroboscópica
  • Cañones de ruido
  • Sistema de audio
  • Canastillos para captura
  • Ultrasonido
  • Espantapájaros
  • Aspersor de agua
  • Volantines
  • Siluetas

Daños y peligros:

  • Daños en propiedad ajena
    Las palomas, como otras especies de aves, se han adaptado al entorno urbano, anidando en cualquier recoveco de casas, edificios, monumentos, fuentes o iglesias, y reproduciéndose en grandes parvadas que defecan por todos lados, convirtiéndose en verdaderas plagas difíciles de combatir. La corrosión que provoca las defecaciones de este animal, deteriora gravemente el patrimonio artístico y arquitectónico de las ciudades.

    Las palomas producen alteraciones estéticas y físicas por la suciedad que depositan (excrementos, plumas, cadáveres, nidos) y que favorecen el desarrollo de bacterias y hongos, además ingieren pequeños fragmentos de piedras, causan humedades y taponan desagües, entre otros muchos impactos.

    En Venecia, por ejemplo, han tenido que tomar medidas drásticas como capturar palomas urbanas para su exterminio, pues la población de estas aves va en aumento. Hace algunos años, un reporte oficial indicaba que en Venecia habitaban aproximadamente unas 100.000 palomas, esto es por cada veneciano, había 1,8 de estas aves.

    Desde 1997, se emitió una ley en la que se prohibía alimentar a las palomas en toda la ciudad, excepto la Plaza de San Marcos. En España, por ejemplo, pocas ciudades aplican ordenanzas municipales al respecto; entre ellas Madrid, Valencia y Barcelona.
  • Las palomas y los riesgos para la salud humana
    Al menos tres enfermedades humanas están asociadas con los excrementos de las palomas: la histoplasmosis, criptocócosis y psitacosis. Según el pediatra mexicano Roberto Murguía Pozzi, existe una cuarta: la ornitosis. Esta enfermedad es ocasionada por la Chlamydia psittaci, un microorganismo que se encuentra en los pájaros, pichones, palomas, y guajolotes que se trasmite por vía aérea, tanto las aves sanas como las enfermas. Los síntomas incluyen fiebre, malestares respiratorios, dolor de cabeza y pueden brotar erupciones en la piel. También puede ocasionar neumonía, infección del corazón (endocarditis), hepatitis y afectación del cerebro (encefalopatía).

    Otro problema de salud que puede padecer una persona que convive con palomas es la llamada alveolitis alérgica extrínseca, una reacción alérgica del pulmón, que ocasiona una neumonitis en personas que repetidamente está expuesta a polvos orgánicos, como el aspergillus (hongo que habita en el excremento de palomas enfermas), y que se manifiesta por fiebre, tos y dificultad respiratoria. Esta patología ocasiona a largo plazo una fibrosis pulmonar la cual es irreversible.